Caserecce integrales a la sorrentina

Nápoles es un gran mar de cultura en el que convergen los ríos de todas las poblaciones vecinas: el eco de la gran ciudad se extiende a lugares marineros como Sorrento, las islas de Capri, Isquia y Procida, la Milla de Oro... y así sucesivamente. Cada zona tiene sus propios productos tradicionales y, por supuesto, sus propias recetas. Cuando la tradición más antigua de Sorrento, reina del tomate y el limón, se encuentra con la evolución de los productos, nacen nuestros Caserecce integrales a la sorrentina. La receta original incluye tomates frescos del "piennolo", queso provolone ahumado de la vecina Vico Equense y ñoquis de patata. Esta versión es internacional, es decir, cualquier persona en cualquier parte del mundo, puede viajar allí simplemente visitando el supermercado más cercano. Buena pasta para todos.

Ingredientes

  • 320 g de caserecce integrales Garofalo
  • aceite de oliva virgen extra al gusto
  • 1 diente de ajo
  • hojas de albahaca al gusto
  • 250 g de tomates para salsa en conserva o frescos
  • 200 g de queso próvola, mozzarella o scamorza, preferiblemente del día anterior
  • 4
  • 30 minutos
  • Fácil
  • Pasta

Preparación

1

Pon al fuego una olla llena de agua para la cocción de la pasta y añade sal. Mientras esperas a que comience a hervir, corta el queso próvola en pequeños cubos.

2

Mientras las caserecce se cuecen, calienta un chorrito de aceite, en el que pondrás a dorar el diente de ajo entero.

3

A continuación, añade los tomates y deja cocinar a fuego medio.

4

Cuando los tomates hayan perdido el exceso de líquido la salsa estará lista; ajusta de sal.

5

Escurre bien las caserecce al dente, añádelas al tomate y, a fuego vivo, mezcla la pasta con la salsa. Apaga el fuego y añade el queso próvola, sin parar de remover hasta que se vuelva ahilado. Adorna con algunas hojas de albahaca y sirve.