Receta de Eva Scialò

Farfalle con limón y pimientos verdes

Esta receta es una prueba de que no todas los pimientos hacen daño. Los verdes, por ejemplo, son una hortaliza veraniega procedente de las tierras de la Campania realmente versátiles, pueden utilizarse como acompañamiento o como primer plato y tienen un sabor fresco y cautivador. En Nápoles se degustan de dos formas, con tomate o solos, pero siempre fritos. En unos pocos minutos podrás disfrutar de esta versión fría con farfalle y zumo de limón, un plato de éxito seguro.

  • 4
  • 15 minutos
  • fácil

Ingredientes para cuatro personas

 


320 g de farfalle Garofalo
aceite de oliva virgen extra al gusto
1 pimiento rojo
sal


zumo y cáscara de dos limones ecológicos (no tratados)
400 g de pimientos verdes
2 dientes de ajo

 

 

 

Preparación

 

Pon al fuego una olla llena de agua para cocer la pasta y añade sal. Mientras tanto, calienta un poco de aceite en una sartén, retira el corazón de los pimientos verdes y límpialos con un paño.

 

 

Cuando el aceite se haya calentado, fríelos a fuego moderado hasta que se ablanden. Esta operación requiere un poco de atención, ya que los pimientos pueden salpicar con el aceite.

Añade el aceite, el ajo machacado, el zumo de limón y el pimiento a un bol para que coja sabor.

 

 

Añade los pimientos fritos y una pizca de sal.

 

 

Escure las farfalle, toma un poco de agua de cocción y vértelas en un recipiente con la salsa. Mézclalo todo bien y déjalo reposar para que se enriquezcan más los sabores.

 

Sirve espolvoreando con ralladura de limón por encima.